Archivos de etiquetas: uruguay

DEL NEOLÍTICO A LAS ESTRELLAS…DE LA PIZARRA A LA TABLETA…

PIZARRAA estas alturas de la historia deben ser bien pocos los que recuerden que, al menos en la Galicia de los años 50, la palabra pizarra y su complementario pizarrillo, estaban integrados al vocabulario popular tanto como hoy lo están iPad o selfie.

Del viejo vocablo solo perdura su aplicación práctica en su variante mayor, la amplia superficie vertical y fija en la cabecera de las aulas y sobre la cual se escribe con un marcador deleble, que no deja rastros ni polvillo como en los encerados de antaño.

En breve, también ella, será totalmente desplazada por un inteligente muro ciboinformático; neológico término. El idioma, organismo vivo, se expande y reinventa.

La pizarra, asistida por su infaltable pizarrillo, acompañó a generaciones de españoles que concurrieron a clases con ella bajo el brazo o en el siempre molesto portafolios. Curiosamente, tenía unas características morfológicas generales semejantes a la actual tableta o “tablet”. ¿Se habrá inspirado ésta en aquella? Después de todo, la practicidad del tamaño y portabilidad de aquellas “abuelas”  que quedaron ampliamente demostradas.

Tanto en su forma como peso y tamaño, las primitivas placas eran similares al maravilloso artilugio de nuestro actual tiempo de asombro interminable. Su durabilidad dependía del cuidado de su dueño: al igual que su “nieta”, solía terminar sus días estrellando su cuerpo contra el duro suelo.

Y ahí termina toda semejanza entre ambas…o no.

Es difícil imaginar un instrumento de enseñanza más sencillo y práctico que la bendita pizarra de nuestra niñez. Tanto, que no desentonaría en una historieta de los ingeniosos Picapiedras…

Debo aclarar, para los demasiado jóvenes, que también existía –aunque muy restringido – un amplio abanico de libros, cuadernos, lápices, mapas, atlas, planisferios y globos terráqueos, hojas de dibujo, compases, reglas, etc., como material de apoyo estudiantil.

Pero el papel desempeñado por las amadas “piedras planas” fue singular y magnífico. Los bordes de su perfecta y frágil rectangularidad de piedra, de escasos milímetros de espesor, estaba defendida por un marco de madera de puntas redondeadas ensambladas, para evitar el daño que tales ángulos rectos pétreos podrían ocasionar. Solo eso eran las elementales pizarras: piedra y madera. Un pequeño orificio en uno de los lados permitía atarles un piolín que remataba en trapito a modo de borrador.

Su complemento, el pizarrillo, supo ser un delgado pedazo de la misma piedra torneado a guisa de lápiz, cuyo desplazarse por la lisa doble cara de la pizarra producía, cada tanto, un característico y erizante chirrido, y en nuestra sensibilidad auditiva un rechinar equivalente a masticar arena.Tal era la insoportable e inolvidable sensación acústica.

En algún momento de mi infancia se eliminó esa tortura, al suplantarse el pizarrín por la pringosa blancura de la tiza. Nuestras manos y ropas escolares nos harían sospechosos de algún consumo ilegal, de haber perdurado su uso hasta hoy…

Por J. Javier García Pena desde Uruguay

Anuncios

Entrevista al Embajador de España, Roberto Varela Fariña, desde Uruguay

Sempre en Galicia-Programa Radiofónico Uruguay-J.J.García Pena-Sada Digita

“Sempre en Galicia”, la audición radial más longeva en idioma gallego , fundada en 1950 y actualmente conducida por Antonio García de Searez, “Toni” y la doctora Ana Lorenzo García, entre ambos, nuestro colaborador en Uruguay, el sadense, J.Javier García Pena.

El programa de radio ‘Sempre en Galicia’ cumple 63 años en Uruguay

Sempre en Galicia lleva siendo desde hace seis décadas el nexo de unión entre la Galicia interior y exterior. Corría el año 1950 en Montevideo cuando un grupo de gallegos se embarcaron por morriña en una aventura radiofónica que dura hasta nuestros días. Allí habían emigrado Alfredo Somoza, Manuel Meilán, Lois Tobío, Antón Crestar, Pedro Couceiro, Xesús Canabal, Emilio Pita y Manuel Leiras, quienes, para acortar las distancias entre Uruguay y su tierra, crearon el programa de radio Sempre en Galicia, en lengua gallega.

La CX 16 Radio Carve, difusora con alcance internacional –su frecuencia llegaba hasta Brasil y Argentina– fue la primera emisora en emitir el entrañable programa. Tras cinco décadas, este se trasladó a la CX 12 Radio Oriental, donde desde entonces es emitido todo los domingos por las mañanas.  El Patronato da Cultura Galega se ha hecho cargo desde 1994 de la continuidad del espacio radiofónico, que sigue centrándose en la difusión de la cultura gallega, en prestar atención a Galicia y a su colectividad.

Actualmente  Sempre en Galicia, es conducida por Antonio García de Searez“Toni”  y la doctora Ana Lorenzo García (en la foto arriba indicada, en los estudios de la emisora uruguaya, con nuestro colaborador J.Javier García Pena)

Agradecimiento de Sada Digital a Sempre en Galicia y a J.Javier Garcia Pena

Desde Sada Digital agradecemos la gentileza de Sempre en Galicia de permitirnos en exclusiva difundir esta entrevista realizada al Embajador de España en Uruguay,  Roberto  Varela, nuestro buen exconselleiro de Cultura y Turismo, que tanto hizo por promover el camino de Santiago y el Xacobeo más allá de nuestras fronteras, así como dinamizar y mejorar el sector turístico de nuestra comunidad autónoma.

Asimismo, agradecemos a nuestro colaborador en Uruguay, J.Javier García Pena la transcripción literal de dicha entrevista telefónica, exclusiva para nuestro espacio, y para tod@s l@s galleg@s del mundo.

Breve biografía de Roberto Varela Fariña

ROBERTO_VARELAEl embajador de España Roberto Varela Fariña ejerce su cargo en Uruguay, una república donde, de acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) actualizados a comienzos del 2011, residen 38.152 gallegos. Se trata del tercer país del extranjero con mayor población reconocida como de la comunidad autónoma, solo por detrás de Argentina y Venezuela, y ligeramente por delante tanto de Brasil como de Suiza. Diplomático de profesión, el actual embajador de España en Uruguay, Fernando Varela Fariña, nació en Meaño (O Salnés) en 1959. Licenciado en Filosofía por la Universidad de Barcelona y en Relaciones Internacionales por la Ileri parisina, ya había gestionado, a principios de los noventa, el área de Relaciones Económicas con Iberoamérica del Ministerio de Asuntos Exteriores. Posteriormente, se curtió en las embajadas de Bonn (Alemania) y Kuwait, cuya segunda jefatura llegó a desempeñar. Desde el 2004 y durante casi un lustro, llevó a cabo tareas de cónsul cultural en Nueva York.En 2009 fue nombrado Conselleiro de Cultura y Turismo de la Xunta de Galicia ejerciendo como tal hasta su nombramiento como embajador en Uruguay.

ENTREVISTA A ROBERTO VARELA, EMBAJADOR DE ESPAÑA EN URUGUAY

(Trascripción textual por J.Javier Garcia Pena, desde Uruguay)

Toni:   O señor Embaixador de España no Uruguay, Don Roberto Varela,naceu en 1969 en Meaño e foi dous anos concelleiro de turismo do governo de Núñez Feijoó, e licenciado en filosofía e está a outro lado do teléfono.  Moi bos días, don Roberto-

Varela:   – Moi bós días; a verdade e que che agradezo que me fagas un pouquiño máis xóven: nacin no  cincuenta e nove-

-¡Ay! ¿nacéu no 59? Eu teño aquí que …-

-¡Home!  Podía mentir e decir que nacín no 69 pero a verdad, teño que decir a verdad, e nacin no 59; polo tanto son dez anos máis vello-

-O que sí nacéu en _Meaño, ¿verdad?  Na terra dos escultores Pazos e Rial…-

 -Nacín en Meaño, sí señor, a terra do bó viño Albariño-

-E de bós escultores,¿verdad?-

-E de varios escultores; temos a Faleiro… 

-…a Rial,  a Pazos, a Leiro,  Manolo Paz…–

 -Bueno… son todos da mesma comarca, terra de artistas e literatos.

-Ahí está.  Roberto: usted a primeira embaixada que tivo foi o Uruguai, ¿cómo lle caíu o feito de cun galego viñera a Montevideo, don Roberto?.

-Pois eu penso que… bueno, o que me dixeron aquí é: ¡xa era hora!-  (risas de entrambos)

-E certo ,e certo-

-A verdad que me caíú moi ben porque … foi una enorme alegría distinxirme de embaixador, porque para un diplomático, para unha persoa como eu, que levo vintetrés anos na carreira, ser nombrado embaixador e o mellor que lle pode pasar,¿non?-

-Certo-

-Ademáis, nun país que é iberoamericano, e que está cerca de nos  , pois mellor ;si ademáis hay  42.000 galegos, moito mellor.   Bueno, estou moi contento a pesar de que estos dias fai un pouquiño de frio e humidade, pero polo resto estóu encantado.-

-Varela, ¿a vostede parécelle que o galego, o emigrante, achégase máis a vostede  polo féito de ser galego, ou sexa, o mesmo galego achégase a vostede porque sabe que é galego,que é conciudadán?-

-Home, de algunha maneira si; home, eso axuda, pero tamén e verdade que eu me achego moito  os galegos, porque eu vou a canta cousa hay; intento ir, ¿non?, a canta cousa hay.O  problema  e  que aquí hay moitos Centros Galegos, hay 14 polo menos, polo menos; hay máis fora da capital,¿non?,e intento ir o que poido, ¿non?, e estar en contacto ,o que poido, ca emigración.   Me gustaría que houbera un pouquiño máis de unidade, ¿non?, entre esos Centros, pero… pero  bueno,intento achegarme, e por suposto o féito de ser galego facilita moito. Temos unha cultura propia , unha lingoa propia. A veces olvido que son embaixador de España , de toda España, e… e vou máis,tiro máis para Galicia, pero, bueno, os outros traballos que non teñen nada que ver con Galicia tamén os fago de igual gusto, de igual maneira-

– Claro. Señor embaixador: hay moita xente que ven por Sempre en Galicia e dice: ¡Qué lástima co goberno de España non colabore máis co Hogar Español de Ancianos!. ¿Ese non colaborar e eterno, para sempre,  ou vai a haber posibilidades de…-

 -Non ,non, (perdoa).   Vai a haber. No Hogar , no Hogar de Ancianos Españoles de aquí, de Montevideo, a colaboración  do governo foi permanente de… tanto do punto…dende a Secretaría Xeral de Emigración e de Traballo,  (non séi como se chama exactamente), en Madrid, avenida Portugal; tamén a través das Comunidades Autónomas, especialmente da Comunidad Autónoma Galega; despois os acordos que se fixeron cos Centros Sanitarios de aquí. O  governo non vai a deixar de lado, para nada, o Centro. O que pasa é que, de verdad,hay que traballar en novas fórmulas para que poida ser mais viable e sobre todo podámolo soster; pero apoio sempre o terá.  Eu non penso que vaia a romper nunca este apoio. De féito existen unhas cantidades consignadas. Anque agora  non recordo cales son, pero están consignadas para o Centro, ¿eh?-

-Eh…m…Señor embaixador:¿hay una amistad entre Núñez Feijoó e vostede?,¿amistad, amistad?-

-Si… A verdad e que sí…-

Interrumpe Toni: -¿E concente o Presidente das necesidades que ten o Centro Español de Ancianos, hoxe en día?-

-Non se lle fala doutra cousa, porque el estivo aquí un par de veces, bueno, unha vez en visita oficial estivo visitando o Centro e, por suposto, o Presidente é conscente. Tamén todos temos que ter concencia das dificultades que estamos a atravesar en España, que son especialmente… no son tan boas como nos quixéramos, inda que agora empezan haber as primeiras señais de recuperación, pero por suposto,a situación do Hogar e coñecida moi ben pola autonomía , tanto polo Secretario Xeral da Emigración, por Antonio Rodríguez Miranda, que xa estivo por aquí dúas veces desque que foi nomeado, hasta o propio Presidente, que eu tamén o informo cada vez que teño oportunidad de falar con él, ou sexa que, eu penso que,informados, informados, están…

 -Claro, claro,- interrumpe Toni.

…o que pasa e que… bueno, e unha cuestión, tamén, na que temos traballar todos,¿non?.Todas as administraciós: a administración autonómica, a administración española, e administración uruguaia, porque é donde está o Centro.-

-Foi durante…, usted foi durante dous años Conselleiro de Cultura…

 – Tres, tres anos…- interrumpe Varela-

-¿Chamábase de Cultura e Turismo antes, ¿non?,no goberno de Núñez Feijoó.Tocóulle una cousa bastante complicada, que foi o Ano Xacobeo.  Vir outro Ano Xacobeo,hay moita xente uruguaia  interesada en coñecer o Camiño de Santiago, ¿qué lles podemos decir, Varela?-

Bueno, o Camiño de Santiago hay que facelo, xa séi que parece un anuncio de publicidad, pero a verdade é que é una maneira…. o Camiño de Santiago e moi recomendable dende moitos puntos de vista. Primeiro do punto de vista turístico,¿non? .Porque é una maneira de coñecer unha parte importante de España ou de Europa, porque como todos saben o Camiño de Santiago percorre toda Europa. Poñamos que una persoa ten 15 días para facer o Camiño, ou dez, pois segundo o  tempo de que dispoña, pode plantexar unha viaxen até chegar a Santiago , que ademáis conta  cas credenciáis para facelo a Compostela, que o acredita que un fixo o Camiño de Santiago, que é facer 100 kms a pé, un viaxen fascinante, por Galicia sobre todo, por suposto, pero tamén polo resto de España, según onde un empece, pero eu o recomendo porque é unha experiencia personal; eu penso que a persoa que chega a Santiago non e a mesma que saíu; polo Camiño foi aprendendo novas experiencias,foi fazendo amigos, sobre todo foi coñecéndose a un mesmo, polo tanto e un viaxe que ten un carácter relixioso, pero estou mais por un carácter espiritual, que ten de experiencia persoal a experiencia propia e unha maneira , por suposto, de facer turismo …

-Claro que sí-

-…o interior de Galicia. A  verdade que é moi recomendable; despois  esa sensación de chegar a cidade,  a Santiago, entrar na Catedral, sexa ou non  un creínte, (esa xa e outra cousa),esa sensación, penso que …paga a pena facelo,¿non? E os uruguaios que ainda non o fixeron, por suposto que llo recomendó, que agora e un bó momento para facelo . En un bó momento para facelo porque xa empeza o vran, está agradable.  Temos conexión directa con Madrid a través de Aireuropa; en fin, e un bó momento, calquer é bó momento. Para o  próximo Ano Santo temos que esperar ate o ano ’21

-Estos días está en Silleda o Presidente da Unión de Empresarios Galegos. Vostede estivo con Mujica estos días, por Santigo..

  –Si, si-

 -Sabemos que usted e moi sensible a política, ¿verdad? pero, ¿hubo algún acordo entre empresarios galegos e uruguaios? –

-Bueno, non precisamente entre empresarios gallegos e uruguaios, senón o  IGAPE ( que e o Instituto Galego de la Promoción de las Empresas) e Uruguay XXI, que xa foi firmado polo propio Ministro de Asuntos Exteriores.     Bueno, hay un acordo en principio, a verdade e que xa hay algunhas empresas ben instaladas en Uruguai, o que se trata é de abrir un camiño onde os empresarios galegos podan traballar en sectores nos que no Uruguai son necesarios, por exemplo o sector naval, o sector eólico; en fin, penso que hay futuro; este país presenta moi boas condicións cívicas para os negocios, e en Galicia hay empresas que xa están empezando a acostumbrarse a a traballar fora, ¿non?    O propio Mujica definíu España como unha porta de entrada de Uruguai e de Latinoamérica en Europa, e Uruguay ,de algunha maneira ,que se  convirta na porta de entrada de Europa e, por suposto, España, en Latinoamérica; en tanto, non hay solo un acordó  ou  proxecto concreto, senón un xeral dos intercambios e os investimentos  en Uruguai e en Galicia, polo tanto, pois a partir de agora vamos a ver os resultados, pero penso  co campo xa está preparado para sembrar-

-¿Pode ser que China lle quite presencia a España na área económica ,no comercio bilateral?-

Eu pensó que non, en China estamos máis a falar en relacións máis comerciais de importación- exportación; evidentemente China é casi un continente, nos o que temos é que reforzare a relación entre a Unión Europea e o Mercosur, non aillar ao Uruguai como un país aillado, senón no marco do Mercosur. E importantísimo, e nelo  insistíu moito o  propio Presidente Mujica . Polo tanto nos estamos a falar agora máis de inversións e investimentos  naqueles sectores que coñecemos mellor ,nos que traballamos mellor, e nos estamos a falar tanto de intercambios comerciáis, que competir con China é difícil por suposto a nivel agroalimentario  ou a nivel de producción de cereáis o dos propios mineráis, pero si conseguimos que Europa chegue a un bon acordo co Mercosur ahí si podemos traballar, seguir traballando con Europa; eu pensó que eso e o mais importante  de todo.   Mujica insistíu moito na importancia da Unión Europea.  A definíu como “a única integración que se fixo sin botas militares”;é  unha boa definición. O Mercosur ainda está sin completar, pero esperamos que pronto se poña a funcionar como tal; entonces é cando podemos falar de una relación que xa ven de siglos, que xa ven de longo e que é a relación América-Europa, a que ten que perterminar de verdad.     China está ahí, e  hay que tela en conta, é, de certo  un socio comercial importante.-

-Varela, escóitannos tamén …nosa radio e escoitada tamén no gran Buenos Aires …

-Ah! Os méus saúdos a méus amigos “porteños”-(risas de Toni)

– …hay moita xente, moitos..moitas persoas, sobre todo personas maiores que teñen… que ven peligrar as pensións non contributivas:¿vostede pódelles asegurar una garantía de que non é así?-

-Hombre…,eu non podo asegurar, garantizar a—– (non se entendéu) d’esas pensións, pero eu penso co governo está fazendo un esforzo para que non se perdan esas pensións.Non teño ningunha instrucción no sentido contrario, polo tanto penso que van a continuare. O sistema de protección social español sigue a ser una prioridad para o governo, e vamos a seguir traballando nél; non che podo especificar agora como se vai  a… porque, francamente , non o sei, pero en principo non debería ter… non debería haber ningún medo a qu’esas pensións vaian a desaparecer.Non está previsto.-

-Señor embajador, moitísimas gracias polo seu tempo, e bueno ,vamos a correxir, que ten dez anos máis, aquí dí dez anos menos …-

 –Teño 54 , eu non o podo cambiar eso; gostaríame que quedara e 44, pero non, a verdad é que teño 54-

-Abrímoslle as portas da audición Sempre en Galicia e permítanos que vostede ,de vez en cando ,lle… bueno, que nos comuniquemos con todolos  emigrantes galegos eiquí ,no Uruguai e tamén na Arxentina :¿e posible?-

   Por supuesto; pois cando ustedes queiran. Esto… se sabe que estou a o servizo de todos, mais o meu corazón late un pouquiño máis en Galicia –

-Moi ben, moitísimas gracias,¡igual co  noso, Roberto! Moitas gracias, ¿eh?-

– De nada, una aperta. –

    Como remate da entrevista surxe a voz de Cristina Fernández de Carrasco (A voz de Rosalia)   cantando   Sementar.

18 de junio de 2013      

Exclusivo para Sada Digital  

J.  Javier García Pena, de Sada-Uruguay

España ganó por 2-1 a Uruguay con goles de Pedro y Soldado

Bonito partido el de ayer… España 2 – Uruguay 1

La selección española se ha estrenado en la Copa Confederaciones con una victoria.

A destacar la afición uruguaya que se lo pasó en grande, ¡incluso perdiendo dieron muestras de deportividad y ganas de pasárselo bien! Un ejemplo

La diáspora en Uruguay celebra el Día das Letras Galegas con un concierto solidario de Lorena Lores y Lucía Pérez

La iniciativa, a beneficio del ‘Hogar Español de Ancianos’ de Montevideo, se suma a muchas otras con las que a Galicia del Exterior conmemora la fecha

El secretario general de la Emigración, Antonio Rodríguez Miranda, empieza mañana viernes, Día das Letras Galegas, un nuevo viaje oficial por las repúblicas de Uruguay y Argentina, en las que aprovechará para conocer nuevos enclaves de la diáspora gallega.

Miranda aterrizará en Montevideo con el tiempo de saludar en primer lugar al embajador español en Uruguay, el ex conselleiro Roberto Varela, con el que repasará la actualidad de la colonia gallega allí radicada. Inmediatamente, se desplazará hasta la Delegación de la Xunta en la capital del país, para firmar un convenio de colaboración con la ‘Asociación Española Primera de Socorros Mútuos’, entidad que se caracteriza por prestar servicios sanitarios y asistenciales a las personas en situación más precaria, muchos de ellos ciudadanos gallegos. Se trata de la entidad que gestiona el mayor hospital mutualista de la América Latina, y el primero que se fundó.

Después, el secretario general visitará las instalaciones del Centro Gallego de Montevideo, y ya  por par tarde acudirá al concierto solidario que organiza la diáspora gallega en Uruguay a beneficio del ‘Hogar Español de Ancianos’, iniciativa con la que se pretende ayudar a financiar las actividades de esta entidad, que también presta servicios a muchos ciudadanos gallegos.

Concierto

El evento se celebra en la Sala Sodre del Auditorio Nelly Goitiño, con la colaboración de diversas entidades e instituciones -entre ellas la propia Embajada española y la Secretaría General de la Emigración-, y muy nombradamente de las artistas protagonistas, las cantantes gallegas Lorena Lores y Lucía Pérez. Estas dos artistas subirán al escenario de manera altruista, y su actuación tendrá como prólogo un recital de grupos artísticos de las comunidades gallegas presentes en Montevideo.

Lorena Lores, como tantos otros ciudadanos gallegos, es hija de emigrantes, por lo que la diáspora es para ella un ámbito familiar y querido. En el caso de Lucía Pérez, sus primeros éxitos profesionales tuvieron lugar precisamente en Latinoamérica, y se ha convertido en un icono de los gallegos del Exterior tras su paso por el Festival de Eurovisión, celebrado en Düsseldorf hace ahora tres años, el 14 de mayo de 2011.

Este concierto solidario es uno de los muchos actos con los que la diáspora gallega se suma a la celebración del Día das Letras Galegas. Hay constancia de conmemoraciones de esta jornada en docenas de asociaciones gallegas de, por lo menos, tres continentes y más de veinte países. Un listado aproximado de la ingente cantidad de eventos puede consultarse en la página web emigracion.xunta.es, abriendo la pestaña “Agenda”.

Fin de semana

En la jornada del sábado, Rodríguez Miranda viaja hasta Argentina, donde visitará en primero término el Centro Gallego de Avellaneda, y después el Hogar Gallego de Ancianos de Domselaar, y ya por la tarde el Hospital Español en la localidad de La Plata, donde también visitará el Centro Gallego. Se trata de entidades que trabajan a destajo por el mantenimiento y mejora de las condiciones de vida de la colonia gallega residente en el Gran Buenos Aires.

El domingo, el secretario general de la Emigración viaja al interior del país. En primer lugar, se desplaza hasta Rosario, donde participará en una ofrenda floral en homenaje a Rosalía de Castro en el Parque Presidente Guillermo Picallo Durán, y posteriormente cursará visita al Centro Gallego de la localidad. Y ya por la tarde, Miranda rematará este nuevo viaje oficial en el Centro Gallego de Santa Fe, otra de las ciudades singulares del interior argentino, con destacada presencia de gallegos.

Fuente: Xunta de Galicia

Washington Carrasco y Cristina Fernández estrechan lazos culturales con Sada

El dúo de artistas uruguayos Cristina y Washington recorrieron lugares emblemáticos de la villa durante su estancia

Los extraordinarios artistas uruguayos acompañados del presidente la Asociación de Uruguayos “El Ceibo” de Carballo, Juan Pallas y su esposa Lourdes Rey, ex-concejal de Servicios Sociales y Mujer de Carballo, estuvieron durante su visita a Sada conociendo entre otros, algunos de los lugares más típicos de nuestra villa como el barrio de Fontán y la Tenencia donde charlaron con algunos vecinos de la zona que les explicaban con la conocida gentileza sadense los pormenores de las costumbres y antiguas construcciones ya desaparecidas del lugar. Cris y Washington como así les gusta que se les llame mantienen lazos de amistad con estas tierras a pesar de ser la primera vez que las visitaban a través del sadense Javier García Pena. La Asociación Socio Cultural de Mujeres “Meigas” de Sada, en nombre de su presidenta Noly Martínez, les dio la bienvenida al municipio compartiendo durante su encuentro las tradiciones de ambas culturas.

Desde su llegada a Galicia el pasado día 15 de mayo a través de una invitación de la carballesa  Asociación Cultural de Uruguayos “El Ceibo” y apoyados por el Ministerio de Cultura y Exteriores de Uruguay, han realizado diversas actuaciones en diferentes municipios gallegos como en Santiago de Compostela, donde dieron muestra de su magnífico talento en el Museo Gallego de Arte Contemporáneo; también en Teo en el Instituto Cultural os Tilos y en Carballo donde fueron recibidos por un público marcadamente uruguayo y muchos gallegos, en el Pazo da Cultura. Juan Pallas presidente desde el año 2006 de la Asociación “El Ceibo”, hizo de anfitrión en tierras carballesas de los dúo de artistas uruguayos que deleitaron a la platea con un repertorio que abarcaba desde las canciones tradicionales sudamericanas hasta las melodías gallegas.

Su paso por Galicia también incluyó diversas entrevistas en diferentes medios de comunicación como en la TVG, donde actuaron en el programa “A Solaina”, en la Radio Gallega en el programa “La Tarde” y en Radio Voz de Bergantiños entre otros. En las próximas fechas podremos verles actuar en el nuevo programa de la TVG “Eicho de cantar queridiña” grabado días atrás y que se emitirá dentro de 3 semanas.

Cristina Fernández, de ascendencia gallega, comentaba la extraordinaria acogida demostrada por el público en todas los espectáculos donde actuaron y Washington Carrasco aseguró que volverían a tierras gallegas tan pronto su apretada agenda de trabajo les permitiese. De su breve pero intensa estancia en Sada, destacaron su belleza y la cordialidad con la que fueron agasajados deseando poder volver, ya que ahora partirán para Madrid donde actuarán el próximo sábado, día 9, a través de la Embajada de Uruguay con sede en Madrid.

La Asociación Socio Cultural “Meigas” agradece la colaboración del Ayuntamiento de Sada, a través de la concejalía de Turismo, cuyo concejal José Ángel López, tuvo la amabilidad de facilitar dos bolsas con información turística de Sada y comarca como recuerdo de su paso por la villa.

Fuente:  “Meigas”, Asociación Socio Cultural

 

El águila impasible sobre el barco de piedra

El águila impasible sobre el barco de piedra

por J. Javier García Pena desde Uruguay

[pulsar el enlace para acceder al relato]

“Os Adeuses” por J.Javier García Pena desde Uruguay

La emoción, envuelta en el sutil manto de la morriña, inundó anoche todos los ámbitos de la preciosa sede Do Patronato da Cultura Galega, del Uruguay.

Rostros hermanados por un pasado en común, representantes genuinos, ellos sí, de cada rincón de nuestra Galicia, nos reconocimos, sin necesidad de preguntarnos los nombres, con tan sólo mirarnos a los humedecidos ojos.

-Eu son de Sada-le informé, orgulloso, a mi interlocutor, un ferrolano con más canas que yo.  –Cheguéi no ano cincuenta e sete-, díxome. -Eu saín de Sada, con dez anos, no sesenta-, respondínlle.

Sobre los blancos muros del enorme salón, se desgranaba nuestro periplo migratorio.

Escrutamos los rostros inmortalizados en luces y sombras: ¡tal vez apareciese nuestro semblante entre los setenta y tres retazos, robados al olvido!

No importa si no me encontré.

Allí estaban, como desgarradores y acusadores testimonios, los rostros de toda la Galicia pobre.

Allí estábamos.

Éramos esos niños desolados que perdieron el barco, éramos los mozos y mozas  que cruzaba la pasarela  como el condenado el corredor de la muerte, éramos la viejecita que no entendía por qué debía morir lejos de su aldea, éramos la muchacha que la esperaba un puesto de sirvienta en Montevideo, éramos el hijo que abraza a su madre, prometiéndole volver, éramos los pequeñitos que dormíamos en brazos de su madre y despertaríamos con otra identidad, sin acento gallego, éramos el mozo, payaso  alegre en la despedida, pero que luego vimos llorar todas las noches sobre cubierta, éramos los que no teníamos lugar en nuestra tierra, éramos…lo que ya no somos…

Imposible disociar esas caras, esos abrazos, esas manos y pañuelos en alto, de aquellos versos:...”o inverno da emigración roubóunos a primaveira”…

“ ¡Xa poden os leiros dar colleitas ben abundosas, poden en Madrid, falar con palabras ben fermosas, que núnca, ¡núnca! nos han pagar a nosa fame de outrora!

Contemplamos mucho y hablamos poco.

Tal vez para no delatar ese nudo na gorsia…

Gallegos, gallegos y más gallegos. Y sus descendientes.

No faltaron, como esos amigos que se presentan en casa sin anunciarse, porque saben que no es necesario hacerlo, porque nos conocen por dentro, porque saben que su presencia es reconfortante fuente de alegría para nosotros, algunos uruguayos consustanciados con el latir del sentir galaico.

Ni que decir que Washington Carrasco y Cristina Fernández, los máximos intérpretes del canto gallego en el Plata, concitaron el reconocimiento de los circunstantes, quienes, habituados a sus frecuentes recitales y visitas ao Patronato, departieron con ellos como de si de gallegos se tratarse. (El padre de Cristina, don José Rosendo Fernández, para todos Pepe, fue un destacado hombre de teatro, íntimamente ligado al hacer de la colectividad gallega.

Le cupo a Pepe, el innegable mérito de haber sido quién más influyó en la orientación y formación musical de Cristina, amén de sus cuatro abuelos lucenses).

Tampoco  faltaron representantes de otras partes de España, hermanos en la diáspora, compartidores de  penurias y alegrías.

Presentes en el acto, la mbajadora de España en Uruguay,Aurora Díaz-Rato,el presidente del Consello da Cultura Galega, señor Ramón Villares,así como representantes de otras partes de España, hermanos en la diáspora, compartidores de penurias y alegrías.

Las oratoria de salutación inicial estuvo a cargo de la embajadora de España, señora Aurora Díaz-Rato, quién ponderó ”la belleza de la obra expuesta, a pesar del dolor emanado de las imágenes”.

La muestra itinerante, denominada Os adeuses, reúne más de siete decenas  de fotografías, todas ellas captadas por el sensible ojo del excelente fotógrafo coruñés Alberto Martí Villadefrancos, a fines de los ´50 y principios de los ´60.

No tanto por su avanzada edad,(88) si no por indisposición física no pudo hacerse presente, como le hubiese gustado.

En su nombre nos dirigió una semblanza de su vida y obra, en una tan interesante como amena charla, no exenta de gracejo hispano, un grato e  informado orador gallego, profesor de historia y presidente do Consello da Cultura Galega, señor Ramón Villares.

Ambas intervenciones fueron aplaudidas calurosamente

El Patronato, junto con Sempre en Galicia, sigue dando muestras de seguir siendo ese faro de intensa galleguidad, alumbrando, manteniendo viva nuestra  memoria en blanco y negro, en gris, que se resiste, con porfía, a desaparecer.

En Montevideo a 24 de Marzo de 2012

“OS ADEUSES” de Alberto Martí en el Patronato de la Cultura Galega de Montevideo

EXPOSICIÓN FOTOGRÁFICA – “OS ADEUSES” de Alberto Martí

Patronato da Cultura Galega – Montevideo (Uruguay)

Del 23 de Marzo al 23 de Abril de 2012

“Os Adeuses. Fotografías de Alberto Martí” es una exposición que recrea en imágenes el éxodo gallego hacia América en las décadas de los años cincuenta y sesenta del siglo XX, desde los puertos de Vigo y A Coruña, y el posterior regreso a Galicia.

Alberto Martí Villardefrancos (A Coruña, 1922) es considerado un “retratista de historias humanas”, cuya vocación por la fotografía empezó cuando tenía solamente doce años y sus imágenes se convirtieron en testimonio de la historia de Galicia.

Por nuestro colaborador en Uruguay, José Javier García Pena.

Washington Carrasco y Cristina Fernández cantan a Galicia desde Uruguay

Son conocidos y respetados dentro y fuera de fronteras. Washington Carrasco y Cristina Fernández es un dúo de música popular uruguaya formado por esos dos artistas en 1976.

En 1994 viajaron a Galicia donde realizaron 25 recitales en diferentes ciudades (junto al músico Jorge Burgos). Cristina actuó en la TV Galicia y se editó por el sello Fono Music de España el CD “Unha terra un pobo e unha fala”.

Entre sus diversas y reconocidas giras nacionales e internacionales,  realizaron en 1995, el espectáculo Vieiros de saudade (canciones populares gallegas) y en 1996 grabaron para Orfeo “Por sobre el ala de un pájaro”. Son distinguidos con el premio Morosoli; otorgado por la fundación Lolita Rubial de Minas.

En 1999 Cristina viajó nuevamente a Galicia, esta vez para presentar entonces su último trabajo: “Raigames”, grabando para la TV española tres interpretaciones y actuando en directo en el programa “Luar” de TVG.

Es probable que este año vengan a Galicia y podamos disfrutar entonces de sus excelentes actuaciones.

Fuente: J.J. García Pena y WKP.

Fotografía de nuestro colaborador en Uruguay, José Javier García Pena – En Serpentario)

Llegan a Galicia los más de doscientos participantes en el programa “Reencontros na Casa 2011”

La emigrante con más edad, procedente de Argentina, tiene 98 años

Los 218 participantes de la edición de este año del singular programa “Reencontros na Casa”, puesto en marcha por la Secretaría General de la Emigración, comenzaron llegar hoy miércoles al aeropuerto de Lavacolla. Pasada la una de la tarde, aterrizaba el vuelo IB 554 con los 76 primeros, procedentes de Uruguay (excepto uno, desde Chile).

A lo largo de la tarde, estaba prevista la llegada de los restantes, con la única excepción de los dos participantes residentes en Venezuela, que lo harán mañana jueves. Así, a las cinco aterrizaba otra aeronave con 46 procedentes de Brasil y Argentina, y la tercera llegaba al aeródromo compostelano minutos antes de las ocho con 94, procedentes de Argentina y Cuba. En cada uno de los tres vuelos acompañaban a los emigrantes dos cuidadores.

El programa “Reencontros na Casa“ tiene por objeto ofrecer la posibilidad de acercarse a su tierra, y su familia, a los gallegos residentes en los diferentes países de Latinoamérica. A través de este programa se facilita que estos emigrantes tengan la oportunidad de redescubrir sus raíces, y al tiempo los ponen en contacto con la realidad actual de Galicia, casi siempre en los mismos lugares en los que nacieron. Para muchos, de hecho, es el primer retorno a su tierra de nacimiento, desde que hubiesen iniciado su andadura al otro lado el Atlántico.

El programa establece la concesión de ayudas, por el valor del 60 por ciento del coste del pasaje, entre sus países de residencia y Santiago de Compostela, excepto en el caso de Cuba y Venezuela. En estos dos países, la ayuda consiste en un 80 por ciento del coste del pasaje, a causa de la situación económica y las dificultades para acceder a las divisas necesarias.

El papel de la Administración gallega, además de sufragar esta parte importante del billete, es el de velar por su salud en el traslado, y organizar con las familias el reencuentro. Una vez realizado este, son ellas, las familias, las encargadas del mantenimiento y hospedaje de los beneficiarios de la iniciativa. La duración de la estadía en Galicia no puede prolongarse en ningún caso más allá de los tres meses.

Requisitos de los beneficiarios

Para beneficiarse del programa, el solicitante debió acreditar ser emigrante gallego o hijo de emigrante gallego, residir en Latinoamérica, tener más de 55 años, ser válido por sí mismo, no padecer trastornos psicofísicos que alteren la normal convivencia y estar en condiciones de realizar un viaje de larga duración, no haber participado en los últimos cinco años naturales en programas de viajes de la Secretaría General de Emigración, tener familiares de hasta cuarto grado de consanguinidade o afinidad con los que puedan residir durante su estadía en Galicia, así como tener ingresos inferiores a tres veces el importe de las pensiones asistenciales españolas por ancianidade para el país de residencia. Igualmente, pueden beneficiarse los cónyuges de los emigrantes gallegos que cumplan algunos de estos requisitos, según establece la orden reguladora del programa.

Aunque los participantes tienen más de 55 años, hace falta subrayar la presencia de beneficiarios que superan con creces ese promedio de edad. Destaca un participante procedente de Argentina con 98 años, y otros tres beneficiarios de Argentina y Uruguay con 89 y 88 años.

Por lo que respecta al lugar de nacimiento, el 29 % es nacido en la provincia de A Coruña, el 6 % nació en la provincia de Lugo, el 11% es nacido en la provincia de Ourense, el 36 % nació en la provincia de Pontevedra, y el restante 18 % son hijos de emigrantes nacidos ya en Latinoamérica. Hace falta aclarar que el bajo porcentaje de Lugo corresponde a su menor presencia estadística en la diáspora, en comparación con las otras tres provincias.

Reencuentros en la Tierra

Por otra parte, la web http://www.galiciaaberta.com viene de publicar las listas provisionales de solicitudes completas y excluidas del programa “Reencuentros en la Terra” en su edición 2011. Se trata de un programa similar al de “Reencontros na Casa”, pero en este caso es la Administración autonómica la que tutela directamente la estadía, y se encarga del mantenimiento y traslado, de los participantes en el programa.

Fuente: Xunta de Galicia

J.J. García Pena desde Uruguay y las Fiestas del Apóstol

José Javier García Pena nos envía este artículo desde Uruguay con motivo de la celebración de las Fiestas del Apóstol y el Año Xacobeo: Meu señor Santiago

El tango conmemora los 75 años del mito de Carlos Gardel

El tango argentino conmemora hoy, día 24 de junio, el 75 aniversario del mito de Carlos Gardel, fallecido en un accidente aéreo en la ciudad colombiana de Medellín cuando el “Zorzal criollo” realizaba una extensa gira latinoamericana.

José Javier García Pena le recuerda, desde Uruguay, en este artículo:

Carlos Gardel

Presentación de “Globotomía” de Aramis Latchinian en la Alianza Francesa de Montevideo

Aramis Latchinian y J.J.García Pena en la presentación de "Globotomía"

Aramis Latchinian y J.J.García Pena en la presentación de "Globotomía"

José Javier García Pena, nuestro colaborador desde Uruguay, nos presenta un artículo interesante y comprometido con el medio ambiente. Su propio conocimiento e inquietud por esta temática también le hace tener entre sus amigos al destacado uruguayo Aramis Latchinian. Javier nos presenta esta reflexión tras asistir a la conferencia de  Latchinian en el salón de conferencias de la Alianza Francesa de Montevideo el pasado jueves, 17 de junio.

Aramis Latchinian es Licenciado en Oceanografía Biológica y master en Ciencias Ambientales, que ejerció como Director Nacional de Medio Ambiente del Uruguay (ministro) y máximo responsable de Medio Ambiente en Venezuela.  Docente actualmente de diversas universidades.

Latchinian ha publicado todo lo que piensa en ‘Globotomía. Del ambientalismo mediático a la burocracia ambiental’ (Editorial Puntocero).

Desde Sada Digital agradecemos a José Javier García Pena su gran aportación a este espacio que también es el suyo y su capacidad de compromiso. Es un honor contar con personas como él en nuestro equipaje de amistades, y es justo pués reconocérselo.

Presentación de "Globotomía" de Aramis  Latchinian en la Alianza Francesa de Montevideo

Presentación de "Globotomía", de Aramis Latchinian, en la Alianza Francesa de Montevideo, el pasado jueves, 17 de junio de 2010.

Apocalípsis perpetuo por J.J.García Pena

Desde Uruguay: Homenaje a los indios charrúas

Conmemoración de la masacre de Salsipuedes

Ayer domingo, 11 de abril, tuvo lugar en Uruguay la conmemoración de la masacre de “Salsipuedes”. En homenaje a los indios charrúas, sus descendientes leyeron sendas proclamas y escenificaron cantos y bailes en el idioma de sus antepasados de origen guaraní.

Nuestro colaborador desde Uruguay, José Javier García Pena, fue uno de los invitados al acto, al que también asistieron personalidades locales y organizaciones como el Comité Israelí del Uruguay, solidarizándose como integrantes de otro colectivo masacrado.

De J.J. García Pena fue uno de los discursos leídos en ese día en recuerdo a los que en su día fueron privados de la mayor libertad del ser humano: el derecho a la vida.

Discurso: Salsipuedes (J.J.García Pena)

A Tenencia. Do fondo do tempo e a ialma

Miña nai, galega e sadense coma a que máis, entre bicos, cantigas e “hostias”, si cadraba, ensiñoúme que o único pecado que non ten perdón é o da ingratitude.

 José Javier García Pena desde Uruguay

José Javier García Pena desde Uruguay

Sada Digital es mucho más que una mera página informativa local.

Se ha convertido, por mérito propio, en el nexo cálido que necesitamos, muy especialmente, los sadenses que estamos lejos.

Hoy leo en su querida  portada, una escueta nota que podría pasar desapercibida por lo rutinario del tema a tratar: la remodelación de un tan antiguo como emblemático barrio de Sada.

Nada de particular puede tener el “aggiornamiento” del suministro de agua corriente, canalizado de pluviales o soterramiento de conductores eléctricos y remozado de su pavimento.

Nada de ello podría tener importancia más que para aquellos vecinos que se verán directamente beneficiados con estas mejoras.

Nada podría  justificar estas  palabras  si ese barrio no se llamase A Tenencia ni yo fuese Javier, o do Lameiro.

Tal vez no sea bien visto, en estos tiempos de constante estreno de bienes, desde un auto a los trapos que nos visten, darle trascendencia a esos lugares gratos y humildes, que nos formaron.

Tal vez no queramos, por soberbia y vergüenza mal entendida, que nuestros semejantes sepan que algún día sólo la solidaridad de quienes eran tan faltos de recursos como nosotros nos permitió sortear la escasez de crudos inviernos.

Tal vez estemos tan endurecidos por la ilusión de la prosperidad sanitaria, que hoy llega raudamente apenas apagamos el móvil, que prefiramos creer que nunca  hemos “petado” en la puerta de algún vecino, con un hijo consumido por la fiebre.

Tal vez yo sea un iluso que aún cree que no vale la pena vivir sin los valores que nos hermanaba y asemejaba a nuestros vecinos , cuando éramos mucho más comunicativos que ahora, a pesar de estar , hoy, más “comunicados” por la bienvenida tecnología.

No importa. No siento vergüenza al decir que conservo como un tesoro el gratísimo recuerdo de mi barrio nativo de A Tenencia, de su casa marinera, con redes, con  olor a alcanfor de la ropa de Nueva York, cuando, aún,  no se  consideraba  un desdoro el usar ropa decentemente usada. Y zurcida.

El inigualable recuerdo de mi casa, decía, de la calle  General Sanjurjo Nº 8. pero sobre todo de sus gentes. Mis hermanos.

Son las personas, y no las casas, las que dan carácter y valor a los barrios.

¿Os imagináis las casas, los barrios sin su gente?

Cascarones sin destino.

Los barrios los hace el reír y reñir de los niños, el cantar de una moza en su ventana, una radio que se escapa desde un balcón e inunda al callejón de Venus, el canturreo gangoso de un marinero borracho…

Un barrio tiene nombres propios, o mejor aún: apodos.

En aquella Tenencia toda familia tenía su apodo.

¿Te imaginás el orgullo, sorpresa y regocijo al escuchar a doce mil kilómetros de tu cuna, a orillas de un mar, que no lo es, el bendito apodo que te designa como miembro de un clan y que vos  sabés, sin duda, que se refiere a ti?   -¡Pero, si son os fillos do  Lameiro!-  Sonó a gloria.

¡Sí, alguien te reconocía nada menos que por tu sello personal: tu apodo sadense, tan tuyo como tu ADN!

Y ese auténtico valor, que no tiene precio ni necesito cambiarlo todos los años, se generó, para mi más profunda satisfacción, en el corazón de la Tenencia.

Ahí se mezcló, para siempre, con otros queridísimos apelativos que enriquecieron a mis sentimientos y me acompañaron y acompañarán hasta el final.

Ellos me  mantuvieron a flote en los peores y mejores momentos.

A ellos recurrí siempre que los necesité y, a diferencia de algunas personas, jamás me fallaron.

Su calidez está entretejida con nombres inolvidables  de personas y rincones que son parte de mí.

Angelita da Pintora, o  Relleno con los corros de niños cantando: ¡ Río verde, Rio verde!, a Barrosa, o lugar donde se “encascaban” as redes, Manolo do  Bombo, el olor a “chapapote”, el barco de mi padre,  a tenda de don Manolo y doña Elvira, el coco de los “chupasangres”, os Coiros o Rosaveles, a Rabela, o Trullo, Pepiño da Rabela…,  o bar Miramar,  Bilí- Bilí,  o  Chochorizo, Cadito da  Habanera, Setecachas, Zapatilla, os de Monzo, o Pedregal…  ¡ eu qué sei cantos máis!

Soy consciente de que puedo ser injusto al nombrar a unos y posiblemente olvidar a otros, pero todos, los recordados y los no, contribuyeron a hacer de mi el ser agradecido que quiso lograr mi madre, gallega y sadense. Y de la Tenencia.

Gracias, Sada, por mantener y embellecer a nuestro entrañable e  inolvidable barrio.

Gracias, Tenencia, por infundirme tu ternura y la solidaridad de tus buenas gentes.

Tu calidez me acompaña.

Gracias, Sada Digital, por ser el invalorable puente de  los más puros sentimientos, a través del tiempo y la distancia.

José Javier García Pena, o Lameiro da Tenencia

Escrito hoy 21/10/09. Uruguay

El faro del comienzo del mundo

javier (500 x 519)

José Javier García desde Uruguay

¡Enhorabuena, queridos coruñeses todos!

A festejar, que bien lo merecéis.

Ya era hora de destacar y proteger a este añejo y legendario obelisco, cuya silueta, recortándose en el cielo gallego, fue motivo de alegría y alivio para los viajeros de ultramar, tras inseguras travesías de siglos.

Y también de anticipada morriña, apenas largadas las amarras en el solar patrio, rumbo a la emigración.

No fuimos pocos los que retuvimos para siempre en nuestras húmedas pupilas ese pilar de galleguidad, como recuerdo último de nuestro solar, el último rescoldo de luz maternal, como gigantesca “lareira” del hogar que perdíamos, tal vez para siempre.

Gracias, UNESCO, has hecho justicia.

Breogán sonríe, satisfecho.

Por: Javier García, de Sada

El Precursor

cumbre

Por J.J. García

Silencio en la fría cumbre.

Llega una figura humana

que por primera vez profana

del mundo la alta techumbre.


¿Por qué ascendió al pico?

¿Por qué su vida arriesgó?

¿Acaso , iluso , creyó

emular a un dios griego,

trepando el pétreo obelisco

para solazar su ego?


¡Ay, hombre!¿Por qué criticas

lo que reverencias luego?

¿Cuál es la medida del Sapiens?

¿Debe vivir en el suelo?


¿Qué sería del humano

si aquel lejano ancestro

no venciera el espanto

que le produjera el trueno

y no aprendiese del rayo

los beneficios del fuego?

Transmutación – Sada a vuelo de ave

playa-sada-600-x-360-sadadigital1
Foto: Archivo (Playa de las Delicias)

Por José Javier García Pena desde Uruguay


Hoy  Montevideo está gris. Llovizna. Terminó la Semana Santa.

Desde mi ventana humedecida veo la cúpula, el campanario y, sobre él, la cruz de hierro  de la  iglesia de San Agustín y La Medalla Milagrosa.

Sobre uno de los brazos de esa cruz se acaba de posar una paloma  que , ante mis ojos alucinados, se transmuta  en una estridente  gaviota  posada, ahora, sobre la melena de una de las campanas del  campanario  metálico  de la iglesia de San Roque, en la villa de Sada.

Amanece. Es verano. En la plaza  contigua sólo el agua de la pétrea fuente custodiada por su cruz centenaria, susurra y suspira al lanzarse loca y despeñarse contra la musgosa cantería.

En el campanario el badajo pone a rodar la vida.

La gaviota, sorprendida, alza el salvador vuelo instintivo con dirección a Gandarío y observa el despertar del pueblecito que despereza su cara en las frescas aguas de la ría.

De los cercanos campos labrantíos se oye el agaitado lloro de las carretas de bueyes, que llevan a la plaza cargas de “grelos y patacas”, “mainzo e millo”.

De todos los puntos cardinales confluyen los abastecedores a la plaza: vienen de Souto, de Ouces, de Carnoedo, de Meirás.

Lecheras de negra pañoleta, negros vestidos. El “zoqueiro”,  que,  artífice primitivo, domina  el prodigio de hacer caminar a los árboles. Curiosamente sus propias manos parecen talladas, también, en madera.

Las voces se alzan pregonando cada cual las virtudes de sus productos.

La gaviota sigue su vuelo por sobre  las “Brañas” ,  por sobre el río de Sada  ,por encima del lavadero, por sobre los niños  con “calderetas” que van a comprar la  leche, por sobre las muchachas   tempranas , en su primer ida a la fuente, que multiplican su estatura portando , sobre sus cabezas ,  ese cántaro único , la “sella”. Sin par en todo el mundo conocido, con su dura madera y broncíneos aros dorados, que compiten con el oro en brillo propio.

El porte erguido de sus cuerpos, obligados a un equilibrio inexcusable, sumado al fulgor de las doradas duelas del  cónico recipiente, crearían, en un observador circunstancial, la ilusión de un desfile de altas damas tocadas de  descomunales y áureas coronas, en vez de mozas garridas.

Algún “neno” tironea, impaciente, la mano de su madre que, ya repleta su sella con el agua clarísima, permanece interminable lapso “falando “con su comadre cruzada en el camino de regreso, ocasión que por nada del mundo perderían para comunicarse las mutuas novedades. Actitud que se le antoja insufrible al infante y que lo manifiesta con compulsivos  tirones,  ahora,   a  la falda  materna. Las dos mujeres podrían pasar horas de ese modo, “fala que te fala “, con los brazos en jarras, indiferentes al paso del tiempo y al bestial peso del leñoso cántaro. Al fin el niño aplica la estrategia  adecuada –“Mamá, me duele la barriga.-“

El ave corta el aire y se posa,  entonces, en “la Barrosa”. Olfatea el rastro de los pescadores que, hace horas ya, cargaron sus garrafones y lavaron sus curtidas caras en el cristal de agua que llega a su cuenco granítico desde el manantial de “Sadadarriba”.

Pero un olor más intenso requiere su atención: sobre el muelle, construido con el mismo granito rojo de “La Barrosa”, unos pescadores están poniendo a secar el bacalao como un artista expondría su  arte: una línea amarillenta recorre a Sada  desde el “Cargadoiro “a La Terraza.

Días enteros permanece el preciado pescado abierto en canal y sin cabeza, hasta que el sol y la sal hagan  su efecto.  Un signo de los tiempos: nadie osará tocar uno sólo de los  cientos de esos  trofeos dorados. · La  propiedad privada  es, aún,  un  bien sagrado.

Es domingo, Por eso no se oye el zumbido monótono del motor del molino vecino a la también silente fábrica de gaseosas de Don Manolo Rey, que, en los días laborales se diría que encierra tras sus muros una tribu de duendes escandalosos, a juzgar por el, estrépito de vidrios rotos y el choque de envases vacíos.

La gaviota hace un vuelo sesgado y su ojo derecho de ave cazadora  ve, a través de una rendija  en la puerta del molino, el motor y las correas laxas, blanquecinas de harina, en reparador descanso   para jadear mañana, cuando la ávida boca de la vieja  tolva de madera, pulida y  lustrosa como nácar amarillento, de tanta semilla tragada, exija el grano que las muelas harán harina, recogida en sacos blancos.

El finísimo olfato del ave percibe el aroma del trigo inmolado y vuela, planeando sobre la ría, hacia la elevada farola de “La Pulgueira”.

Su refinado instinto le dice que ha llegado la hora.

Son tres señales: un brillo tornasolado en la lejanía, un no sé qué de cuerno celta  de guerra, por último el delirio de sus desvelos: montañas de móviles y olorosas sardinas.

La tempranera  flota va llegando al puerto.

Y   entonces sí: el maremagnun, el panmdemonium gavioteril; son miles  de plumas y picos abiertos, de tensas patas  en posición de aterrizaje frustrado, una tormenta de aleteos, ora frenéticos, ora  suspensos; rayos y truenos de mil gaznates en monumental coro,  increíblemente  metálico y desafinado.

Suman sus voces a esta barahúnda primitiva el regateo de compradores y revendedoras , de marineros descargando sus navíos , tratando de evitar que las aves ladronas se alcen con una presa  valiosa.

Nuestra alada protagonista  ha logrado un cangrejo; magro botín desdeñado por el hombre, ante tanta abundancia de aceradas sardinas. Aún así debe defenderlo de  sus voraces congéneres y, en un rapto de osadía, atenazando con el pico  a su  presa blindada, vuela victoriosa al castillo de Fontán.

Ya sobre las   ruinas multicentenarias  mira, con gesto desafiante al entorno, mientras, con actitud aquilina, oprime al crustáceo con una de sus patas. Lo remata y engulle.

Ahora, ya satisfecha, observa.

Ve otras hermanas en la playa  de Fontán y se suma a ellas; la mar la arrulla, queda adormecida en la suavidad y calidez  de la cala .El letargo la invade.

El día avanza.

Un son de gaitas rasga el aire.  Nuestra emplumada amiga eleva su vuelo nuevamente a las ruinas de castillo.

Observa. Todo está igual.

Su  visión  penetrante recorre la ría :  el aserradero callado de Miño ,el gris arco del puente del Pedrido, Gandarío el verde , el tranvía frente a La Terraza , listo a partir para La Coruña.  El coche de Pita, algunos barcos, ya limpios, en Sada.

Todo igual.

Sin embargo, aquel gemido de gaitas, ¿qué sería? Y ahora,…. ¿qué escuchaba?

Miró hacia la Rambla del Caudillo.

Ahí sí notó  cambio: muchedumbre vestida de domingo.

Horas antes allí hervía la honradez del trabajo. Ahora lucían gallardetes en los palos de  los navíos limpios; banderas, pendones, gentes almidonadas, unos pocos señores de riguroso frac.

Frente al Ayuntamiento se apiñaban los gaiteros y la banda de música.

Sin girar la cabeza, la gaviota, ahora, con su ojo izquierdo miró a la mar.

Lo que vio la dejó perpleja.

Era un ave joven, tal vez de un año, quizás de dos.

Nunca antes había visto una nave como aquella, tan grande, tan blanca, con tantos ojos de buey. ¿Qué sería aquella especie de apéndice en la popa, que brillaba extrañamente?

Le recordaba, vagamente, las cañas de pescar de los niños de la villa, pero era infinitamente más larga.

De la multitud, abigarrada y  congregada, salían algunos  asordinados  clamores que nada  le decían:-El Azor, el Azor-.

Oyó palabras  nuevas,  sin sentido para ella: – Franco, caudillo, moros-  Y, ya casi en un susurro:-Atentado, escolta, Pazo de Meirás-.

Miró el rostro de los concurrentes: sonrientes, tensos,  alegres, asombrados, rencorosos, esperanzados, expectantes, maldicientes, inocentes, muchos inocentes.     Ni uno solo indiferente.

A lo largo de toda  la costa de Sada se prolongaba el estrecho corredor humano, controlado por la Guardia Civil, dispuesta  a trechos regulares; el teniente Moldes  impartía  órdenes tajantes  a sus hombres.

Desde la escollera partió la caravana encabezada por la temida escolta de moros  en sus poderosas motos protegiendo,  a prudente  distancia, al   vehículo oscuro y cortinado, portador del enigmático personaje.

La cortinilla del lado derecho trasero por momentos se descorría casi  imperceptiblemente, para dejar ver un rostro adusto y blanco.

La multitud  coreaba: – ¡Fran-có, Fran –có, Fran-có!-. La comitiva,  como una enorme boa, circulaba contorneando la geografía sadense y ya se acercaba al “Cargadoiro” entre el agitar de banderas y el grito cada vez más frenético  y  ronco de-¡Fran-có, Fran-có-Fran-có-!

La gaviota, atraída por la novedad, no quiso perderse detalle y, en cortante vuelo cruzó Fontán, pasó por la fábrica de Xefa, rozó los manzanos de Las Figueiras, miró de reojo al cementerio, planeó sobre la Escuela “Laica” y fue a posarse sobre la iglesia de Sadadarriba.

Desde allí contempló el desplazamiento de la severa  procesión, El frenesí de la muchedumbre iba en aumento. Las  rojas  borlas de los fez en las cabezas de los moros motorizados giraban al capricho del aire en movimiento y el coro de: ¡- Fran-có, Fran-có- Fran-có!- ,repitió su eco en las paredes del Frente de Juventudes.

En la negra  y brillante carrocería del coche del Caudillo se reflejaba, como en un espejo acharolado, el entorno cambiante de rostros torvos o delirantes.

Entre el ensordecedor bramido del gentío ni un solo cohete o petardo se escuchaba: estaban prohibidísimos para la ocasión. Se confundirían fácilmente con  disparos  de armas de fuego. Por otro lado serían innecesarios: tal era el batifondo y bullicio producido por miles de pechos vociferando: ¡Fran-có, Fran-có, Fran-có, Fran-có!-

Entonces, al pasar por La Tenencia, se produjo, repentinamente, el más pavoroso silencio que se recuerde en la comarca.

El feroz grito de: Fran-có, Fran-có, Fran-có, Fran-có-Fran-có -¡exhalado por mil gargantas enronquecidas se estranguló  súbitamente!.- Fran. –

Se detuvo el pulso.

Los pelos se erizaron.

Al igual que el mar en Malasia se retira de la costa sigilosamente, dejando tras de sí un abominable silencio para luego descargar sobre las costas malayas toda su furia concentrada, así fue la reacción del pueblo congregado.

Las mismas mil bocas aullaron:”¨ ¡-¨Que lo matan, que horror!- Padre nuestro que estas en los  cielos…     era el responso anticipado por el alma de un inocente que tuvo la infeliz ocurrencia de cruzar frente a  los aguerridos moros.

La gaviota huyó hacia Souto  mirando con su ojo izquierdo enloquecido, cómo la solemne comitiva, que jamás detenía su marcha por temor a un atentado, se acercaba inexorablemente a destrozar al incauto párvulo rubio.

Por huir tan  precipitadamente, la gaviota no alcanzó a ver que el poderoso cortejo  clavó frenos.

La cortinilla derecha trasera del custodiado automóvil se descorrió completamente, dejando ver a su aclamado ocupante

No puedo  jurar que haya sonreído. Tal vez me lo impidieron ver con nitidez los focos intermitentes de las motos, más altos que mis cuatro  años. Tal vez el sacudón materno.  No lo sé.

Pero doy fe de la veracidad del hecho.

Yo fui ese párvulo rubio.

PAZO DE MEIRÁS

Resúmenes de Sada Digital

Sada Digital

Crónicas de la Villa

A %d blogueros les gusta esto: